lunes, 21 de diciembre de 2009

Edwin Hubble


Hasta fechas recientes se creyó que el Universo era estático. El sistema solar giraba entorno al Sol, y éste a su vez orbitaba alrededor del centro de nuestra galaxia (la Vía Láctea). La creencia común era que todo permanecía inmutable desde el principio de los tiempos, fuera éste cual fuese.




Pero, siempre hay un pero, llegó un caballero, Edwin Hubble, (con mucho tiempo que perder) y se dedicó a observar el fondo estelar con detenimiento, ayudado por el telescopio “Hooker” del Monte Wilson (el más potente de su época), situado en el estado de California. Un detalle biográfico es que en primera instancia escogió la carrera de abogado, y como tal ejerció durante un tiempo, hasta que volvió a la universidad y se doctoró en Astronomía en 1917.
Al parecer también fue un destacado boxeador, pero lo que realmente dejó K.O. fue la idea de un Universo estacionario.Realizó dos descubrimientos asombrosos para su época:


1- Muchos de los puntos que se observan en el firmamento no son estrellas, sino galaxias como la nuestra, compuestas individualmente por cientos de miles de millones de estrellas.




2- Algunas pocas galaxias se aproximan a la nuestra, pero la inmensa mayoría se están alejando de nosotros. Por si eso fuera poco, cuanto mayor es la distancia que nos separa, mayor es la velocidad con la que se distancian. La relación entre distancia y velocidad es lo que desde entonces se conoce como “constante de Hubble”, y se calcula que es de aproximadamente 60 ó 70 Km/sg. por cada megáparsec de distancia que nos separa de una galaxia cualquiera. 1 megapársec equivale a 1 millón de pársecs.


Lógicamente a continuación viene la pregunta del millón de euros: qué diantre es un pársec? La respuesta es que equivale a unos 3,2616 años luz,


es decir a unos 30 billones (con B de barbaridad) de Km. (La luz recorre 299.792,458 km/sg, lo que quiere decir que en un año corre 9,461 billones de Km.)




Para andar por el Sistema Solar usamos la Unidad Astronómica (equivalente a la distancia media entre la Tierra y el Sol (150 millones de Km., 8 minutos luz, aprox.),



 pero para andar por la Vía Láctea y por el resto del Universo, hemos de usar otro tipo de medidas, que implican la velocidad de la luz multiplicada por miles o miles de millones de años.


Tamañas distancias y velocidades marean y confunden, parece que hemos echado a volar nuestra imaginación y nada de esto puede ser real, pero generaciones de astrónomos, físicos, astrofísicos  lo afirman, basándose en la teoría y posteriormente en experimentos extremadamente sofisticados (al contrario que los calentólogos, cuyos experimentos contradicen la teoría)



Cómo consiguió Hubble (de ahí el nombre del telecopio que orbita en el espacio junto a nuestro planeta) hacer estos cálculos. Merced al efecto Doppler. Mas de estos temas hablaremos más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada